No siento Odio por nadie, ¡no vale la pena! - Pedro Amorós -
Home Bélmez Las Caras de Bélmez - El Contacto en 1995
Las Caras de Bélmez - El Contacto en 1995

El Misterio de las Caras de Bélmez de la Moraleda
Primer contacto


 

Por: Pedro Amorós ( Texto escrito en 1995 y fotografías igualmente de 1995)

 

Las Caras de Bélmez siguen siendo un enigma hoy en día, tanto para la ciencia como para la paraciencia. Quizá en un futuro tengamos  respuestas a preguntas tales como; Quién las forma, por qué se producen, cómo se forman e incluso  si son o no un fraude.

Este artículo que les ofrecemos data del año 1996 y fue escrito por Pedro Amorós tras la primera visita a la casa de las caras que éste realizó con sus compañeros de la recien creada Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas, la SEIP. Lo hemos querido dejar tal cual fue escrito, tan solo lo pulimos visualmente y le añadimos algunas fotografías de calidad, pero siempre respetando lo escrito por Pedro en su día.

 

 

Un poco de Historia


La Pava , Bélmez de la Moraleda - www.pedroamoros.com -           Circundando las entrañas de la Sierra Mágina en las inmediaciones provinciales de Jaén, se enclava un pequeño y acogedor pueblecito llamado Bélmez de la Moraleda. Es raro la persona relacionada o estudiosa de las parapciencias en todo el mundo, que no haya oído hablar de este pueblo. Cuando se escucha el nombre de esta población, en seguida se asocia con  unas caras, pero... ¿ qué caras ?.

           Sí, en efecto, podemos asociar al pueblo de Bélmez de la Moraleda unas caras, unas formaciones de teleplástias que asemejan rostros y bustos que parecen de seres humanos. 

           El día 23 de Agosto de 1971, Bélmez de la Moraleda estaba sometido a un caluroso día de verano, pero a pesar de ello en el interior de las casas se agradecía el frescor que proporcionaban las gruesas paredes y la humedad del suelo. Doña María Gómez, cocinaba tranquilamente unos pimientos  en la cocina de su casa realizando los menesteres propios, cuando de repente se percató de que en el suelo junto al fogón, había una extraña mancha que no había visto días atrás. Después de haberla examinado concienzudamente y pasando un trapo por encima, María distinguió con claridad un rostro humano. Salió atemorizada de su hogar para que los vecinos verificasen si lo que había visto era o no real, pues en aquellas fechas María sufría unas fiebres de Malta y pensó que sus ojos le estaban gastando una "mala broma" y sí, los vecinos confirmaron que era algo extraño que se parecía a una cara, que algunos asemejaron a la propia Santa Faz de la Catedral de Jaén.   La examinaron una y otra vez, sin saber ciertamente de lo que se trataba ni de cómo había salido aquello. Cuando Miguel, hijo de la familia Pereira, llegó a casa de su trabajo al ver el revuelo que se había formado en el pueblo con la aparición de aquella misteriosa cara, comenzó a asustarse porque también él, conseguía imaginar un rostro.

 

 

Pánico en la casa de los Pereira


            Miguel, temeroso de que se armase un tremendo lío con el párroco de la iglesia y  junto con sus padres María y Juan, procedió a picar el rostro que había aparecido en el suelo de la cocina. Pero poco tiempo después y una vez restaurado el trozo de suelo de cemento que éste había picado, concretamente en Septiembre de ese mismo año, hacía aparición otro rostro muy parecido al anterior y aún más definido. Esta vez la familia lo tomó con más filosofía y extrajo el rostro aparecido en el mismo lugar que el primero. Como se trataba de algo muy curioso éstos inocentemente barnizaron dicho trozo de cemento y lo colocaron bajo un cristal incrustado en la hornacina de la pared a modo de cuadro. Meses después, en el lugar donde apareció la última cara, el parapsicólogo Germán de Argumosa mandaría excavar un pozo de 2,80 metros de profundidad y 1,50 de diámetro, foso excavado por  Miguel y en entonces maestro de obras del Ayuntamiento de Bélmez de la Moraleda, Sr. Fuentes.

           El pensamiento unánime de todos los asistentes, era encontrar fotografías enterradas, pues creían que podrían ser las causantes de la emulsión de las imágenes extrañas. Pero la verdad es que sólo encontraron numerosos huesos en el subsuelo de la casa de María, que en conjunto con la vivienda contigua y parte de la Iglesia, formaban parte de un antiguo cementerio. Sin embargo, en lo más profundo del foso excavado, aparecieron unos restos humanos mucho más antiguos, que al ser analizados y sometidos al Carbono 14 para datar su antiguedad, resultaron ser del siglo XXII, aunque la antigüedad del pueblo data concretamente  del siglo XV. 

           Al poco tiempo, tras reparar el desperfecto del suelo y enlucirlo de nuevo con cemento, concretamente el 10 de septiembre de 1971, vuelven a eclosionar nuevos rostros, pero  esta vez en torno a uno central, más imperfecto y difuminado. La verdad es que tampoco tuvo tiempo de esclarecerse demasiado, porque el joven Miguel -hijo de María- aterrado por la aparición de estos rostros procedió a picarlos dejando los fragmentos junto a la pared del fogón, lugar donde han estado hasta hace muy poco.

 

 

El fenómeno persistía de manera implacable


La Familia  Caras de Bélmez - www.pedroamoros.com -            Pero ocurrió lo esperado. Los rostros, volvieron a hacer aparición en el suelo de la cocina. Podían distinguirse rostros femeninos y masculinos, con trajes y desnudos y a veces meciendo sus cabellos al viento.

            El día 1 de Noviembre de 1975, en presencia del conocido parapsicólogo don Germán de Argumosa así como de otros acompañantes célebres de la parapsicología, se procedió a levantar del suelo de la cocina la imagen hoy en día más clara, la imagen bautizada como "el pelao". Los hijos de María procedieron ese mismo día a restablecer el suelo de la casa enluciéndolo con cemento. No a mucho tardar, el 18 de ese mismo mes hicieron aparición nuevos rostros que pudieron verse claramente a lo largo de un periodo de tiempo, ya que en el mes de Diciembre de 1976 las figuras que se encontraban en una parte de la casa, comenzaron a desaparecer y formarse otros diferentes encima de ellas.

           Muchas gentes han atribuido al fenómeno, manipulación personal o bien simplemente que alguien se divertía pintando las extrañas formas y burlándose de la gente. La verdad es que se desconoce cuál pudo y puede ser el origen, pero como nota hemos de recalcar que grandes investigadores y parapsicólogos  de todo el mundo como por ejemplo Hans Bender, o el ya mencionado Germán de Argumosa, han investigado esta popular casa de Bélmez de la Moraleda y el posible origen de dichas teleplastias. Algunas  universidades de Europa y Argentina, han estudiado los fragmentos de las caras que se produjeron en el lugar y de momento nadie  ha sido capaz de demostrar que el fenómeno que se produce en el suelo de la cocina de María Gómez Cámara, se trate de algún tipo de pintura, tintura o similares productos tales como nitratos y cloruros de  plata.

 

 

Comienza la Investigación de campo


la SEIP en Bélmez - www.pedroamoros.com -            El pasado día 5 de Abril de 1996, me dispuse a partir hacia ese misterioso lugar ubicado en las entrañas de la majestuosa Sierra Mágina, en la provincia de Jaén. J.J. Requena, Beatriz Martínez, Gracia Figueres, Antonio García, Manuel Capella y un servidor (Pedro Amorós), todos investigadores del S.E.I.P. ( Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas ) emprendimos el viaje hasta la bonita población de Bélmez de la Moraleda con el fin de realizar una serie de pruebas experimentales en el lugar y elaborar un informe de la situación.

            Tras tomar contacto con la entrañable María Gómez Cámara y explicarle cuales eran nuestros propósitos, ésta accedió con gusto  a participar con nosotros en una dura y para nosotros compleja investigación del fenómeno. Así pues, el mismo viernes por la noche -día de nuestra llegada- comenzamos a preparar los equipos que íbamos a utilizar a lo largo de la investigación durante los días siguientes.

            Amaneció un día lluvioso y con una humedad fuera impresionante, cosa bastante común en aquel lugar y como ya veremos en el desarrollo de las investigaciones, quizá pueda ser uno de los factores que influyan de manera directa con el mantenimiento y estado físico de las famosas teleplástias.

            Tras un formidable y para algunos copioso desayuno en la posada de Lorenzo - Hostal Casablanca-, emprendimos nuestra marcha hacia el pueblo, un poco asustados por el recibimiento que iban a hacernos las gentes del pueblo. Conforme subíamos con todo el equipo en dirección a la Cuesta de las Caras, los vecinos nos miraban algo extrañados porque desde hacía mucho por allí ya no pasaban investigadores. María nos recibió un poco recelosa pero con júbilo, como ella decía "le gusta que los científicos investiguen en su casa, para saber si se saca algo en claro de una vez".

             Despues de acomodarnos en aquella humilde casa, desplegamos todos nuestros equipos y comenzamos a realizar un barrido fotográfico con carretes de diferentes sensibilidades, por todo el suelo de la casa, lugar donde se manifestaban las caras. Y tras esto procedimos a filmar con vídeo y con película sensible al infrarrojo, todas las apariciones de los rostros e imágenes que se mostraban en el suelo tanto de la antigua cocina como de la nueva, así como también del "hall" -pasillo de entrada a la vivienda-.

             En un primer recuento y de forma muy aparente, pudieron contabilizarse 15 imágenes diferentes en las dependencias antes mencionadas, siendo dos de las imágenes por excelencia mejor conservadas la de "La Pava" y la de "El pelao", imagen que fue sometida durante 8 meses a numerosas pruebas y exámenes  en el año 1975 por el Dr. Alonso, perteneciente al Instituto de Cerámica y Vidrio de Valencia ( Consejo Superior de Investigaciones Científicas), tras los cuales sólo pudo decir que no se encontraron tinturas de ningún tipo, ni tampoco los famosos nitratos ni cloruros de plata, que los detractores de la época intuían que fueron utilizados para falsificar las formaciones.

 

 

El polígrafo dictaminó sentencia


investigación SEIP en Bélmez - www.pedroamoros.com -             Uno de los instrumentos que no debíamos echar en falta en nuestro equipo, era un pequeño polígrafo que como todos sabemos es un aparato que detecta las alteraciones en el estado psicofísico del cuerpo sirviendo entre otras cosas para detectar las posibles mentiras. Hablamos con  María de que nos gustaría que se sometiese a tal prueba y desde luego esta aceptó de buen agrado, ya que esta buena mujer, poco tenía que esconder y ocultar.

            Aun sabiendo que no es fiable al 100%, se pudieron corroborar muchas de las preguntas que se le hacían con respecto a la formación de las caras y su misteriosa aparición desde sus orígenes y desde luego pudimos corroborar que María Gómez Cámara no mentía ante las preguntas de si las caras habían sido manipuladas por alguien. Dicho poligrafo también nos sirvió para realizar experimentos con diferentes plantas que situamos en la casa, con el fin de comprobar si éstas sufrían alteciones detectables, cosa que pudimos comprobar.

            También se procedió a analizar la humedad del suelo donde aparecen las caras, tomando como referencia la losa de "El Pelao", el suelo bajo de "La Pava" y el pasillo de entrada a la casa. De este modo pudimos comprobar que bajo condiciones normales, el suelo posee un índice de humedad superior al 80%, en ocasiones rozando el 94%.  Según nos decía Miguel Pereira: "En Alguna ocasión, había agua por el suelo... El suelo rezumaba agua por las esquinas que teníamos que recoger con un cubo y una fregona. "

            Uno de los motivos por los cuales pensamos que las teleplástias toman una tonalidad más oscura al resto del suelo de la casa e incluso a otras  formaciones que aparecen en otros lugares, es la excesiva humedad en combinación con algunos materiales o elementos que forman parte del suelo o del cemento de la casa. Lo más curioso es que cuando las formaciones se humedecen, toman una coloración más oscura, que las hace contrastar y sobresalir del fondo de cemento.

 

 

Algo que no podía faltar: las Psicofonías


Pedro Amorós realizando una medición en bélmez - www.pedroamoros.com -          El experimento por excelencia que no podía faltar, era el de la Psicofonía. Han sido muy famosas las psicofonías obtenidas por el parapsicólogo Germán de Argumosa y su grupo de investigación. Pero evidentemente yo debía intentar conseguir "mis propias voces" y así corroborar si ciertamente el lugar pudiera ser propicio para este tipo de investigaciones, cotejando el resultado con el resto de investigadores que han pasado por allí.

          Así pues y con ánimo de obtener alguna inclusión, dispusimos un total de tres magnetofones. El numerado como Nº1, era el que iba recogiendo todas las conversaciones de fondo que se producían en el lugar, de manera que en caso de producirse una inclusión psicofónica, pudiéramos corroborar que no se tratase de un simple ruido producido por un agente externo o bien de voces de fuera del entorno de grabación.

          El segundo magnetofón, se encontraba escondido y ninguno de los asistentes, ni tan siquiera los propios compañeros tenían conocimiento del mismo. Este trataría de identificar posibles errores en el entorno interior de la casa y que fuesen producidos por parte de alguno de los investigadores o de asistentes a la investigación.

          Por último, el denominado como Nº3, era el aparato con el que se trabajaba y se realizaban las experiencias de transcomunicación en tiempo real, así como también su posterior escucha y análisis psicofónico in-situ.

           El primer aparato se colocó en la parte superior de la segunda de las imágenes aparecidas "La Pava", que se encuentra hoy en día enmarcada en la pared de la cocina. El segundo se encontraba en el interior de mi maleta de  investigación y quedó situado encima de una silla frente a la mesa central de la salita donde nos encontrábamos. Y el tercero estaba situado en la mesa, junto a María y yo, habiendo colocado el micrófono de control sobre  la teleplastia de " El pelao", apoyada en la pared del hogar de la cocina.

          Tras cerrar las puertas y asegurarnos del silencio tanto interior como exterior, comenzamos la grabación manteniendo un constante control de las posibles intromisiones acústicas. Como factores a tener en cuenta, a la hora de realizar las pruebas hicimos una medición de partículas radiactivas, denotando un factor de radiación inferior a 15 Rem / Hora, una medida normal y corriente. De igual modo pudimos comprobar que la humedad, se disparaba de una manera asombrosa. La temperatura rondaba los 11ºC en el interior de la cocina. El nivel de detección del polígrafo conectado a una de las plantas, era normal y sin alteraciones aparentes. las mediciones de los campos electromagnéticos eran practicamente comunes, no presentado ninguna posible alteración extraña.

 

 


Las reveladoras Psicofonías nos daban nombres, detalles y hechos


grabadora en la casa de las caras - www.pedroamoros.com -             Era sábado por la tarde y una vez que nos habíamos centrado en la investigación psicofónica y habiendo dispuesto los distintos equipos, comenzamos a registrar el sonido ambiente en total silencio, con el objetivo de captar alguna psicofonía.

             Nada más iniciar el proceso de grabaciones, una voz de hombre se presenta diciendo: MAONI y a continuación una titubeante y desgarrada voz de niña replica con claridad extrema: MAMAAAA. La verdad es que esta última psicofonía, nos pone los pelos de punta y nos estremece de manera extraña. A continuación,  invité personalment a que María Gómez Cámara realizase algunas preguntas y así ésta preguntó: ¿ Os gusta mi compañía ? Poco se hizo esperar la respuesta, ya que tras un "SI" algo débil, aparecer una voz clara diciendo: " ES UN ABUSO ". Otro de mis compañeros  preguntaba ¿ Quienes son los que han formado estás imágenes en el suelo ?. La respuesta fue también inmediata, una voz masculina le afirma : "YO HE SIDO...TU".

            Realmente era inquietante, pero...ese TU de la psicofonía anterior ¿ qué significaría ?. La respuesta vino dada por otra voz que nos respondió a esta pregunta diciendo: "UNA PENA". En otro momento de la experimentación pregunté si en aquel lugar había algún "ente" o ser invisible, se me respondió de una manera que no me lo esperaba. Una fina vocecilla femenina replica: "ALMAS HAY..."

           Bien, esto es un reflejo del gran número de respuestas obtenidas y por supuesto conservadas a disposición de cualquiera que desee investigarlas o escucharlas para comprobar su autenticidad. Pero quizá lo más importante de todo es la propia respuesta o conclusión a la que llegamos después de la investigación.

          Sin embargo, durante el análisis de las grabaciones en el estudio y tras una primera valoración de la Cinta Máster utilizada en el grabador Nº3, se detectaron  más de veinte claras inclusiones psicofónicas de gran trascendencia para nosotros y también de gran claridad. Acompañando a estas inclusiones iban ligadas un sinfín de debilitadas vocecillas. Conforme se fueron realizando exámenes de la cinta master, se detectaron nuevas entradas.

          Como ejemplo de algunas de estas grabaciones podríamos citar una clara voz de mujer que dice claramente: "ANGHELA" ante la pregunta de si podían darnos allgún nombre de alguna de esas caras. La verdad es que en el lugar no había nadie que se llamara así, sin embargo María recordó que una antepasada  suya se llamaba Angela .

          Otra voz, pero en este caso con profunda voz de hombre nos dijo claramente : "MATAR A YEI".  Debo decir que tampoco había nadie que se llamara Yei o algo parecido, pero la inclusión dada su claridad si bien es curiosa. Algunos investigadores, tras escuchar la grabación apuntaron a que en lugar de Matar a Yei, parecía decir " MATAR A EL".

           En otra ocasión y haciendo alusión a que nos respondiesen a la cuestión de  Quiénes Eran, una voz muy curiosa dice: "AQUI EMERGÍ" Hemos de valorar el contenido de esta psicofonía, pues el término Emergí es bastante curioso y significativo dentro del conexto general.

 

 

Estas fueron algunas de las psicofonías obtenidas en la casa de las Caras de Bélmez. Para escucharlas pinche sobre el nombre de cada una de ellas.

  

  Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -    Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -    Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -    Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -    Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -    Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -    Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -   

 

 

 

 

 

 

 

 Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -  Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -  Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -  Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com - Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -Psicofonía Pedro Amoros en Bélmez - www.pedroamoros.com -

 

 

 

 

 

 

 

 

Hipótesis del Cementerio (Fuente original de Pedro Amorós)

 

Un cementerio antiguo, extremadamente antiguo, más que el propio Pueblo


El Cementerio de Bélmez - www.pedroamoros.com -           Segun cuentan algunos de los vecinos, hace muchos años, donde hoy está situada la Iglesia de Bélmez, había una pequeña construcción que parecía ser una ermita, tras comprobarlo en efecto el párroco nos lo confirmó. Desde el tiempo de los romanos, las antiguas necrópolis se ubicaban en las entradas de los pueblos, con el fin de que todo el mundo rindiese culto en el recuerdo de sus seres fallecidos. A pesar de que con el tiempo esto cambió, son muchísimas las antguas iglesias y conventos cuyos cementerios se ubican alrededor de las mismas. 

           Y fue el caso de Bélmez de la Moraleda, hace ya muchos años se encontraba un cementerio junto a la Iglesia del pueblo, cuya primera datación se remontaba hacia el siglo XVII. Esta Iglesia a su vez estaría construída muy probablemente sobre las ruinas de una antigua ermita que a su vez, tendría como base alguna mezquita o similar. Para no desaprovechar el lugar y guardando la tradición, los antiguos pobladores de Bélmez posiblemente siguieron enterrando a sus difuntos en la parte más cercana a la Iglesia que se encontraba en el mismo lugar donde hoy en día se halla la actual construccuión.

           Hay que tener en cuenta, que las casas ubicadas en el contorno donde está la casa de María Gómez Cámara, fueron  construidas sobre uno de los extremos de ese cementerio, es decir, probablemente la parte más antigua del mismo. Esto lo comprobamos al observar que la tierra que se extraía del foso practicado en la cocina de la famosa casa, estaba mezclada con huesos que según las pruebas efectuadas pertenecían al siglo XII.   Mientras que en la excavación que se efectuó hace 25 años ( a fecha de este artículo ) sobre la Iglesia de Bélmez de la Moraleda con el fin de reconstruirla, puso al descubierto ataúdes antiguos, pero nunca tan antiguos como los huesos hallados en la casa de las caras. Este hecho lo ratificó un testigo presencial de las excavaciones, que era Sr. Domingo, antiguo sepulturero del pueblo quien nos dijo que sacaron "un camión de huesos" y los depositaron en una tumba común en el actual cementerio del pueblo.  Puntualicemos que el patio de la casa de María ( número 5 ) media con la Iglesia, al igual que la casa vecina del número 3.

 

 

Fenómenos poltergeist en la casa vecina

José Requena y Antonio García junto a Pedro Amorós en la casa de las Caras 1995 - www.pedroamoros.com -            Muchas personas piensan que la Casa de las Caras se han producido infinidad de fenómenos paranormales, pero en la realidad no es así. Tan solo han ocurrido ciertos fenómenos muy catalogados y aislados, que no podríamos asegurar el grado de relación que podrían tener las misteriosas caras y dicha fenomenología paranormal. Como hecho anecdótico, haciendo alusión a la casa contigua a la de María y según su propietario me contó en cierta ocasión,  que ellos han sido testigo de varias cosas y fenómenos de índole paranormal. Dicen haber escuchado ruidos, gemidos, voces y demás fenómenos que podrían clasificarse como poltergeist; Sonidos de arrastrar muebles, caída de cuadros etc. Si tenemos en cuenta que María G. C.  afirma que en ningún momento se han producido este tipo de fenómenos en su casa, podemos hacer dos planteamientos diferentes:


               1º .- Si en efecto se comprueba que en esta ocurres distintas fenomenologías asociadas a fenómenos poltergeist, podría existir un nexo en común entre la producción de las teleplastias de la casa de María Gómez y esta fenomenología. Debemos comprender que  las dos casas son las únicas que están emplazadas en el terreno perteneciente al antiguo cementerio de la población y también son la únicas en toda la calle - aparentemente- , en las que han ocurrido este tipo de fenomenología Paranormal, por ello me inclino a pensar que el origen o  causa de los fenómenos, reside en el emplazamiento del susodicho cementerio y más concretamente a su parte antigua.


              2º.- La buena fe y sinceridad por parte de María al afirmar que realmente en su casa no ocurre nada paranormal, sólo las caras ( que no es poco ). Si María buscase  algún afán de protagonismo a la hora de exponer o mostrar su caso ante la opinión pública, podría perfectamente decir que en su casa también ocurren este tipo de  fenómenos y como en la parapsicología la famosa frase de: "La Ausencia de Pruebas, no Prueba la Ausencia", toma cuerpo de lleno en los fenómenos, María podría haber aprovechado y haber colado alguna "mentirijilla" entre los investigadores más incautos, cosa que desde luego hubiera potenciado el fenómeno en gran medida. Pero no, no ha sido así, María ha sido totalmente sincera con nosotros y creo que con todo el mundo y a pesar de que mucha gente opina que estas caras son falsificadas incluso por la propia María, ella siempre gozará de mi  credibilidad personal, y extendiéndome creo que de muchos investigadores que se han acercado al fenómeno. Y si alguien duda, le remito a que se acerque a Bélmez y lo compruebe personalmente. - En la actualidad María Gómez Cámara murió hace años, aunque la casa permanece abierta al público-

 

 

Cuál fue el motivo de aparición de las misteriosas caras


Pedro Amorós efectúa una medición sobre la mujer desnuda - www.pedroamoros.com             A pesar de que en este artículo he de ser escueto, sino podría hacerse un aténtico libro, otro de los temas que hay que abordar con respecto a este misterioso fenómeno es el cómo y el por qué ocurren desde hace casi 25 años.

             Una teleplastia es una formación paranormal que tiene sustento en un material capaz de absorber humedad -endocoloplastia- y que por diversas condiciones hipotéticamente psíquicas -estados alterados de consciencia- produce una emanación de energía psíquica descontrolada -telergia, psicorragia- que es capaz de plasmar en dicho material una formación claramente reconocible y que no puede considerarse el fruto del hazar y es claramente reconocible y objetiva, no tratándose por lo tanto de una paraeidolia -imágenes en las nubes, por ejemplo-.

             Sería muy interesante saber porque ocurrió el fenómeno de las teleplástias en la casa de Bélmez, cosa que desde luego a fecha de hoy no se conoce y tan solo entra dentro de juego elaborado de hipótesis por parte de muchos investigadores. Antes de nada, advertiré al lector que a pesar de que soy consciente de determinadas situaciones psíquicas y admito la posibildad trascendental, como cambio energético, soy muy escéptico y me gusta comprobar y tener bases objetivas antes de elaborar una posible hipótesis. Así pues y como planteamiento inicial y  buscando algún motivo y apoyándome en lo anteriormente expuesto, voy a plantear una posible hipótesis desde el punto de vista parapsicológico-trascendental.

            Durante el mes de Agosto  del año  1971 en la Iglesia de Bélmez de la Moraleda se hicieron unas reformas importantes. Tal fue su magnitud que cambiaron parte de la cimentación de la Iglesia, rellenando con tierra y cemento lo que antaño fue un cementerio. Cuando salía del pueblo de Bélmez de regreso hacia Alicante, pasamos por el actual cementerio del pueblo y como comenté anteriormente, tras una larga conversación con Domingo, el sepulturero, abusando un poco de la repentina confianza que ofrecen las gentes del lugar, me contó que él mismo había estado presente en la exhumación de los restos de parte ese antiguo cementerio. Es más, me mostró el lugar donde hoy en día se emplazan los huesos que se extrajeron del suelo de la Iglesia.

 

 

tumba común en bélmez - www.pedroamoros.com -           De todos es conocido el arraigo cristiano de muchas pequeñas poblaciones que se encuentran diseminada por nuestro país, y de algún modo desde tiempos inquisitoriales algo ha permanecido vivo, algo como un respeto, una creencia, una forma de ver las cosas y desde luego una filosofía de vida cristiana. He conocido multitud de historias y leyendas de fenómenos extraños que se han producido por determinadas causas como por ejemplo enterrar a un familiar cerca de otro, e incluso lo contrario. Creencias, supersticiones y quizá el potencial psíquico de las personas se encargaban de hacer el resto, que desembocaba en términos generales en  fenómenos difícilmente explicables por la ciencia.

          Si nos atenemos a esto último, es evidente que en un camposanto o cementerio, las almas de los difuntos desearían permanecer con los que fueron en vida sus familiares y que a su muerte fueron enterrados en conjunto e incluso en el mismo féretro,  más o menos como hoy en día se hace, en panteones o fosas adyacentes. Como antaño se enterraba simplemente en el suelo, al remover los cimientos de la Iglesia, imagino que muchos de los restos fueron también removidos y cambiados de lugar. Ya que los patios de las casas número 3 y número 5 de la llamada hoy calle Real, formaban parte de la zona más antigua de este antiguo cementerio y no se tocaron en esta última restauración de la iglesia, así como tampoco el resto de la vivienda, posiblemente muchos de los enterramientos quedaron divididos, separados. Unos todavía permanecen ahí y otros se trasladaron hasta el actual camposanto de Bélmez. Si a esto sumamos que las misteriosas caras hicieron aparición el 23 de Agosto de 1971, todo podría tener un cierto sentido desde el punto de vista más trascendental y completamente hipotético. 

 

 

Aguas subterráneas


el nacimiento - www.pedroamoros.com -              La pregunta que nos salta a la vista sugiriendo este planteamiento puede ser  muy probable que sea del por qué se forman estas extrañas imágenes en la casa de María y no se forman en la casa del número 3 si las dos están sometidas al mismo efecto y las dos están sobre un cementerio.

             Bien, tengo una posible hipótesis que desde luego es análoga a la anterior y como en todos estos aspectos, bastante difícil de demostrar. Según nos consta, el eminente radiestesista y parapsicólogo, padre José María Pilón, pasó el péndulo de zahorí sobre el suelo de la casa de María, detectando un enorme cauce de agua en un punto. Aunque yo sabía del punto en concreto, uno de nuestros compañeros de la SEIP que también goza de este tipo de facultades, cogió sus varillas -similares al péndulo- y paseó por todo el suelo de la casa hasta pararse en un punto concreto. Casualmente este punto fue el mismo en el que el padre Pilón señaló un gran caudal de agua subterránea.

            Nuestro compañero sondeó numerables puntos de la vivienda y del exterior, así como de la calle y la conclusión fue que se detectó una corriente de agua que cruzaba la casa de María y que iba a morir a un lugar cercano al hogar de la cocina, punto central de aparición de las caras. En la casa adyacente no ocurre esto.

           Sabemos que el índice de humedad del subsuelo de la casa de María ha tenido medias entre el 94% y el 80%. Sabemos de igual manera y lo hemos comprobado prácticamente que, cuando las caras se humedecen, se ven mucho más claras y más contrastadas, lo mismo que se utiliza para ver las pinturas ruperstres.    

          Si tomamos como uno de los factores importantes para  la formación de las caras el alto índice de humedad -cosa comprobada a través del tiempo-, quizás esta corriente de agua subterránea detectada por los radiestesistas proporcione la humedad necesaria para que afloren las imágenes. Miguel el hijo de María, recortó la tercera de las imágenes en formación, presa del pánico. El hecho de haberla recortado y haberla dejado situada en un rincón de la  cocina, provocó que la imagen no quedara fijada y aun hoy en día se observa difusa y reseca, como si se hubiese fijado tal cual quedó. Este evento, según mi parecer ocurrió por haber arrancado la imagen del suelo y haberle eliminado la humedad, cosa que es sin lugar a dudas lo que favorece la observación, mantenimiento y vida del fenómeno.

         Dado este caso y cotejando el hecho de que las imágenes aparecen y desaparecen de forma esporádica y repentina, me pregunto .. ¿ Por qué las teleplástias que se han extraído del suelo no han desaparecido o se han modificado sabiendo que las que se muestran hoy en día "in situ" pueden incluso moverse y cambiar de expresión?.

          Desde luego, si María fuera la causante del fenómeno falsificándolas, evidentemente las teleplástias de la tercera cara así como la de "el pelao", y de algunas otras que se encuentran fuera del suelo o paredes, también se habrían modificado e incluso habrían desaparecido unas y aparecido otras. Cuando una imagen se extrae del suelo de la casa, al poco tiempo muestra como unas pequeñas vetas blancas en forma de retícula que van apareciendo en los contornos del fragmento, hasta que se seca y queda la imagen plasmada. Cuando se humedece, instantáneamente toma un color gris oscuro aclarando la propiamente dicha imagen de manera espectacular y dándole como un rayo de vida.

 

 

Por qué la exclusividad en la casa de María


María Gómez Cámara - www.pedroamoros.com -             Evidentemente en la casa de al lado no se forman teleplastias, y si lo que pretendemos exponer como plausible hipotéticamente es que la humedad sera un factor fundamental, aquí lo tenemos puesto que en la casa de al lado aparentemente  no encontramos esa corriente de agua. 

            Tomando igualmente este planteamiento y sabiendo de detalles coincidentes en la casa de al lado, como es que se encuentra sobre el mismo cementerio y de igual manera cualquier tipo de expresión trascendental -del más allá- podría tener aquí también un claro efecto, los fenómenos poltergeist que esporádicamente han ocurrido nos corroboran en cierto modo este planteamiento.  

            Y no olvidemos el factor fundamental en el estudio de los fenómenos paranormales, el factor humano. María Gómez Cámara, no es ni mucho menos la causante de los fenómenos, por lo menos físicamente. Sin embargo tras los estudios realizados en torno a María, hemos de apuntar que tiene un elevado potencial psíquico sumado a determinados estados alterados de conciencia que se producen esporádicamente en su vida y que a su vez marcan eclosiones de nuevas formaciones. La mente es una gran desconocida y en conclusión no podemos saber hasta que punto influye la mente de María en la producción de las caras, aunque se sabe que cuando ésta se ausenta del lugar durante algún tiempo, las caras disminuyen su intesidad.

 

Nota Editorial.-   Seguiremos hablando del tema en siguientes capítulos. Como dato debemos valorar que este artículo fue escrito tras la primera investigación que Pedro Amorós realizó junto con sus compañeros de la SEIP. Muchas de las cosas que todavía estaban por desvelar, vendrán a continuación.