La Humildad es la llave maestra de la inteligencia. La Vanidad sólo es el reflejo de nuestras miserias. - Pedro Amorós-
Home Bélmez ¿Cómo se forman las Caras de Bélmez?
¿Cómo se forman las Caras de Bélmez?

         En un principio, cuando el fenómeno de las caras de Bélmez comenzó a eclosionar, los investigadores y parapsicólogos se plantearon durante muchos años, si lo que tenían delante era o no, auténtico. Pruebas y más pruebas, análisis para buscar sales de plata, pinturas y demás cosas que pudieran confirmar que las caras estaban falsificadas. Pero nada, ninguna de ellas sirvió, ni para confirmar que se trataba de un fraude, ni para ofrecer una explicación plausible del fenómeno.
         Sin embargo, pocos fueron los que intentaron investigar certeramente con el fin de averiguar cómo se formaban las curiosas imágenes que tanto impresionaron en un principio.
         La SEIP, comenzó a trabajar a principios del año 2002 en un proyecto bautizado como Génesis, que fue el fruto de los planteamientos que se establecen en este artículo que ahora te ofrecemos...

  

Cómo se forman las  Caras 

 

Por: Pedro Amorós ( Investigador en TCI y Presidente del S.E.I.P. )


Las diferentes hipótesis que se han ido planteando acerca del misterio de las caras de Bélmez, han mantenido en vilo uno de los misterios más profundos de este enigma, y es precisamente el cómo se forman y se producen estas caras. Siguiendo una metodología coherente de investigación, hemos podido trabajar con diversas hipótesis queriendo comprender el cómo pueden estas caras conformarse de manera espontánea.

 

 

Diferentes Hipótesis ante el fenómeno de las Caras 

 

Pedro Amorós realizando una medición en Bélmez - www.pedroamoros.com-            Desde que el fenómeno de las Caras de  Bélmez comenzó a ser estudiado por la SEIP Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas, los investigadores, tras la observación del fenómeno, su evolución y algunas de sus características, empezamos a elaborar una serie de hipótesis con respecto a: Qué son las Caras, Por qué se producen, Cómo se Forman y su posible relación con lo trascendental.

             En un primer término y tras la primera investigación del 95, comenzó a plantearse la hipótesis del por qué se producen las Caras de Bélmez, llegando a relacionar un posible efecto trascendental -del más allá- que pudiera de algún modo producirse con la presencia de dos estrados diferentes de enterramientos -cementerios- bajo la casa de María Gómez Cámara  Ref. El Misterio de las Caras, Primer Contacto.

             En este artículo, comentábamos acerca de una serie de experimentos, planteamientos y recogida de muestras psicofónicas, que tenían como objeto elaborar el planteamiento hipotético experimental de que las caras se manifestaban porque había un cementerio bajo de la casa.

 

Experimentos con el cemento - www.pedroamoros.com -             Para crear un principio de Inducción y poder falsar la primera hipótesis, procedimos a realizar una serie de experimentos con cemento en otros lugares y a examinar diversas teleplastias cuyos orígenes eran externos a Bélmez. Los resultados fueron satisfactorios -groso modo- ya que se podían producir este tipo de teleplastias, aunque no con la misma intensidad, claridad, fuerza y objetividad, en otros lugares sin tener enterramientos bajo los mismos.  Por lo tanto y habiendo descartado los planteamientos que conducirían a echar por tierra esta hipótesis, debemos aceptar que: El fenómeno de las caras de Bélmez, puede -en gran porcentaje- tener una estrecha relación con la presencia de los enterramientos en el subsuelo y la remodelación de la iglesia durante el año de la aparición de las caras, por ello la Hipótesis de lo trascendental todavía no ha podido invalidarse y queda de este modo planteada como una posible Teoría.

           Y del mismo modo, en el mismo artículo referenciado anteriormente, podemos valorar un primer resultado expuesto ante la pregunta del ¿por qué se producen?, llegando a la conclusión de que estas formaciones podrían, de igual modo, tener una causa de manifestación por haber separado los huesos de unos y otros, en definitiva, por haber removido los restos del cementerio, aunque no podemos aventurarnos a establecer una teoría con los pocos experimentos posibles que pueden derivar de tales planteamientos.

 

 

Hipótesis de Cómo se Forman las caras

 

             En principio y tras nuestras experimentaciones y estudios sobre el fenómeno, siempre hemos supuesto que para que las caras de Bélmez se produzcan necesitamos una serie de factores fundamentales:

 

  • Un suelo de cemento que pueda ser contrastado.
  • Un elevado índice de humedad constante en el subsuelo y en el entorno de cada formación  que supere el 80% de humedad.
  • Un Canal Psíquico, que en este caso es María Gómez Cámara.

 

             Pero indudablemente necesitamos otro factor tan importante como el resto y que echamos en falta en esta lista, y que es precisamente el Motivo que detona la actividad -psíquica- del Canal Psíquico, que sería un Estado Alterado de Conciencia. Evidentemente el Canal Psíquico no está constantemente generando actividad y por ello la fenómenología es esporádica. Si el efecto de formación de una teleplastia es precisamente una psicorragia o telergia -emanación de energía psíquica- de una persona sobre un lugar, esta telergia o psicorragia tiene lugar cuando el canal está en disposición de producirla, y es precisamente en los llamados Estados Alterados.

            Según nuestras comprobaciones -a fecha de hoy- , la mayor parte de momentos álgidos de producción de teleplastias en Bélmez, ha tenido lugar en momentos donde la propietaria de la casa y protagonista principal del fenómeno - Canal Psíquico- ha experimentados importantes cambios psicológicos que han podido trascender en los Estados Alterados. Así pues como ejemplo tenemos el primero de ellos producido en el momento en que María sufría de una serie de fiebres tifoideas que sin duda eran un detonante ejemplar. Y así podríamos decir que ha ocurrido con diferentes momentos importantes en el que el fenómeno eclosionaba con fuerza.

             Y de igual modo, en la SEIP corroboramos que en los periodos de tiempo en que  las caras tenían menor claridad, estaban más "apagadas" y se veían mucho peor, era cuando María sufría la llamada monotonía, soledad u olvido. En cierto modo siempre ha sido  como si las caras apareciesen para ser vistas, aunque lógicamente dependía de un Canal Psíquico, en ese caso María Gómez Cámara. Y éste, precisamente, fue el preámbulo del famoso Proyecto Génesis que desarrollamos en la SEIP en el año 2002.

            

Pedro Amorós y Pedro Fernández trabajando en el experimento Génenesis en la casa de las caras de Bélmez. - www.pedroamoros.com-               Una vez que tenemos todos los elementos necesarios para conformar una Cara de Bélmez, sólo tenemos que producir uno de esos estados alterados de conciencia para que comience el proceso. Y es en ese punto lo vamos a dejar, pues es cuando entroncamos con lo verdaderamente desconocido y enigmático del tema, ya que no sabemos hasta donde puede llegar a influir algo que desconocemos y no vemos, cuyo origen podría ser trascendental, para la formación de las caras.   Como siempre hemos dicho y por crear un simil comparativo; El suelo de cemento es el papel, la humedad es la tinta, María es el bolígrafo, pero... ¿quién es el que mueve el bolígrafo y realmente pinta?

              Ya que estamos planteando el cómo pueden formarse estas caras, tenemos que esbozar los elementos que pueden llegar a intervenir físicamente para ello. Y de este modo debemos de darnos cuenta de algunos matices para llegar a comprender la exposición. El primero de ellos y más importante, corroborado por diferentes científicos expertos en la composición y comportamiento de los materiales de construcción, es que el cemento tiene un tiempo en fraguar, y una vez ha fraguado es literalmente imposible que éste cambie su estructura molecular, es decir, es inalterable.

              De todos los constructores es conocido que el tiempo inicial de fraguado varía según las condiciones de humedad y climáticas del ambiente, ya que la reacción de la mezcla del hormigón con el agua produce una reacción exotérmica -despide calor- y los factores medioambientales influyen en su fraguado. Sin embargo, tras unos 28 días -legalmente establecidos- el cemento toma su dureza y resistencia capaz de ser invariable, pese a que la mayor parte de cementos toman consistencia alterable en ciertas condiciones con sólo 10 horas.

              Según las fuentes consultadas e incluso de la propia familia de la casa de las caras, el cemento que había en el suelo donde aparecieron en el 71 las primeras formaciones, tenía aproximadamente 10 años de antiguedad, con lo que su modificación molecular, resultaba teóricamente improbable.

 

              Así pues y tomando este punto de partida, ¿Cómo pueden formarse estas caras y aún más, cómo pueden modificarse o moverse? Sí, es un enigma ante ojos de cualquier persona, incluso con formación científica específica. Pues bien, desde el punto de vista de la observación continuada de las muestras de las teleplastias así como del cálculo del grosor del mortero en el que aparecen dichas formaciones, podemos constatar que la aparición de las caras se produce por una reorganización molecular de las partículas más oscuras del cemento.

             En el informe del Dr. Alonso de 1975, se detalla que parece una asociación de melanocratos que es lo que conforma las líneas de una de las imágenes analizadas en el Instituto de Cerámica y Vidrio de Valencia -esta imagen fue "el Pelao". En este punto, somos totalmente coincidentes con el Dr. Alonso, pues lo que a primera vista y analizando las formaciones in-situ con instrumentos ópticos de análisis, nos damos cuenta de la ausencia de pigmentos y partículas oscuras en las zonas paralelas a las líneas que conforman las imágenes.

             A ojos vista, es como si la humedad que conforma el subsuelo, caprichosamente se hubiese concentrado en las líneas determinadas que componen las imágenes.  Aceptando este hecho como probable, la pregunta difícil de resolver, es cómo cambian y varían su forma. Si tomamos como ejemplo a la Dama de la Copa, podemos observar perfectamente como en su proceso de aparición tanto el brazo como las manos, así como la cara y determinados rasgos, sufrieron una inclinación y deformación en muy poco tiempo, hasta que la imagen estuvo totalmente formada. Recordemos que teóricamente es imposible que un cemento con 10 años de fraguado sufra alteraciones moleculares.

 

 

¿Se pueden Falsificar las Caras de Bélmez?

 

Analisis de Jaen - www.pedroamoros.com -             Cualquier fenómeno paranormal puede ser reproducido por técnicas de ilusionismo o con ciencia en un laboratorio de experimentación, aunque tan solo se reproduce el efecto no el fenómeno y desde luego sirviéndose de antiguos y conocidos trucos de magia. Hay muchos que opinan que las caras de Bélmez han sido falsificadas porque alguien dijo que sabía cómo se hacían. Los detractores con el ánimo de crear una serie de "bulos" con los que la sociedad pensase que era fácil crear estas teleplastias, afirmaban que podían conseguirse pintandolas con agua o con aceite, aunque sus últimas versiones -mofándose del tema- fueron que las caras estaban pintadas con lápiz o algo parecido.

              Lo primero que voy a decirles con respecto a los detractores, es que yo, Pedro Amorós, personalmente no voy a decantarme ni por una parte ni por la otra, tan solo voy a exponer los datos tal como los veo y los conozco. Sin embargo he de ser crítico ante unas opiniones que en su día fueron realizadas por personas que tan solo vieron las caras de Bélmez por la televisión y - por supuesto- sin tener ningún tipo de informe ni dato al respecto.

             La SEIP mandó realizar un análisis de una serie de formaciones descubiertas en la casa natal de María Gómez Cámara en la C/ Cervantes, 7 de esta población. Dicha analítica fue realizada por el Departamento de Física y Química Aplicada de la Universidad de Jaen, no encontrando -en términos generalizados- nada más que cemento y arena, es decir mortero normal y corriente, sin síntoma alguno de manipulación, pinturas, aceites, grasas, ácidos, sales de plata, ni nada por el estilo.

            En dicho informe tan solo se apreciaba carbono amorfo en cantidades mínimas y superficial. Ante este elemento detectado, y habiendo consultado a fuentes científicas, lo primero que nos preguntaron fue: ¿Los investigadores fumaron en el lugar donde fueron extraídas las muestras?, la respuesta fue que SÍ. Y el comentario por parte de los expertos fue contundente: "probablemente esa es la causa  de la cantidad de carbono amorfo detectado, aunque cualquier chimenéa  del pueblo puede proveer de carbono amorfo a un lugar como en el que estáis trabajando, sobre todo si se abren las ventanas."

 

             Para los que quieran entretenerse, intentando crear "Caras de Bélmez" en su garage, le aconsejamos lo siguiente.  Si tenemos una pared de cemento recién hecha, transcurridas unas horas de haber sido terminada y aun con el cemento prácticamente fresco aunque ya endurecido, basta con introducir una mano en un cubo con agua y plasmar la mano en dicha pared. Desde el punto de vista práctico, lo que habremos hecho es "rehidratar" unas zonas delimitadas, de forma que  nuestra mano quedará impresa. Si cogemos un picel y repasamos reiteradas veces durante varios días, determinadas zonas, conseguiremos una rehidratación mas continuada de ciertas partes y esto producirá un retardo del fraguado en las zonas por donde nuestro pincel o mano hubiera ido pasando. No olvidemos que la pared está recien hecha y el cemento tarda 28 días en fraguar completamente.

            Tras el fraguado completo de las zonas por donde el pincel no pasa, se creará una distinción e incluso una erosión, de las líneas que hayamos repasado con nuestro pincel humedecido en agua. Cuando todo se seque, se creará una imagen invariable que quedará permanentemente erosionada y destacada. Pero ojo, no podrá variarse una vez fraguada, ni tampoco desaparecer.

             Sin embargo para los que piensen que las caras de Bélmez pudieron estar confeccionadas con este sistema, hemos de apuntar que el suelo original de la casa tenía ya 10 años de fraguado y esta técnica resulta imposible de llevar a cabo puesto que todo el contenido del suelo, YA ESTA FRAGUADO y es literalmente imposible alterar simplemente con agua y un pincel.

            Por otro lado, las caras aparecen y desaparecen constantemente e incluso en la mayor parte de casos sufren modificaciones estructurales de formación, llegando incluso a envejecer, engordar, subir un brazo, etc.

           

            Por otro lado, para los más persistentes en crear Caras de Bélmez con sistemas naturales y algunos con absurdos y ridículos sistemas, vamos a apuntar otra de las sugerencias conocidas. Si cogemos un vaso con aceite puro de oliva y trazamos en una pared de cemento recién hecha, un círculo con un pincel huntado en aceite, éste formará una película e impedirá que el proceso de fraguado siga su curso normal, e incluso probablemente absorba parte del aceite, ya que el cemento es tremendamente poroso. El resultado puede ser que tras unos días quede una línea trazada y claramente visible, aunque con el tiempo, estas líneas terminarán por absorberse del todo y desaparecer en conjunto con las condiciones naturales y ambientales del propio lugar. Sin embago es muy probable que de tanto pasar el pincel, ya que el cemento está recién puesto y todavía no está fraguado, podríamos producir una micro-erosión que SÍ sería apreciable.

           Si este experimento lo desarrollamos sobre un suelo de cemento YA FRAGUADO, el aceite creará una pátina superficial que poco a poco irá siendo absorbida y al principio conformará una delimitación concreta, para posteriormente ir aumentando su grosor y terminar por desaparecer en poco tiempo. Esto es debido a la absorción del propio material y a la dispersión de los trazos. Y lo mismo ocurriría con infinidad de productos no erosivos.

          Pensar que esto pudiera haberse realizado en Bélmez es arriesgado, pues al cabo de poco tiempo, cualquier cosa pintada con aceite en un suelo de cemento creará un "manchurrón" informe y terminará por absorberse, no olvidemos que el cemento es muy poroso.

 

           Algunos insisten en que: Si coges un pincel y repasas con aceite las zonas que parezcan caras, al final creas una cara de Bélmez. Pues... no, no es así. En primer lugar, si repasas algo que parezca una teleplastia, quizá sea una teleplastia auténtica y lo que estás haciendo con el aceite es contrastando las partes más porosas y suavizando las otras, puesto que no es homogéneo. El resultado  será a primera vista una cierta coherencia, pero en varias horas todo parecerá un cuadro de Picasso, para haber creado una gran mancha en la que poco tiempo después terminará por ser absorbida y desapareciendo.

 

           Resumiendo, sí es probable pintar caras y rostros en un suelo de cemento, pero es improbable que los materiales con los que se han pintado no sean reflejados en exámenes analíticos. Incluso si se hubiesen utilizado agentes ácidos, erosivos o destructivos, hubieran sido detectados durante los exámenes realizados a las muestras. En cualquier caso y aunque los fenómenos paranormales son reproducibles en sí, aunque no el fenómeno real, las caras de bélmez tienen una condición por su movimiento, formación , claridad y aparición, que las hace distintas al resto de teleplastias y por tanto muy difíciles de falsificar sin ser descubiertas como falsas. Y hasta hoy nadie lo ha demostrado.

          

 

Experimento realizado por la SEIP en la casa de la C/Cervantes en Bélmez (Septiembre de 2004)

 

experimento casa cervantes Bélmez - www.pedroamoros.com-            Imáginemos un suelo de cemento reseco de unos 15 años de antiguedad al que le añadimos mucha agua. Tras ello y cuando ya está empapado, cogemos un cubo con unos 8 litros de agua, y a este le añadimos una botella de aceite entera.  Luego, con una fregona bien empapada se friega todo el suelo homogéneamente - salvo una zona de un par de metros lineales-.           

            ¿Qué ocurre? En un principio todo el suelo se torna oscuro y cuando se seca el agua, la superficie queda algo más fina y suave que antes de aplicar el experimento, y ciertamente con olor a aceite. La zona donde no se aplica la fregona, queda tonalmente diferente. Lo que habrá ocurrido es que si el suelo ha embebido mucha agua antes de realizar el experimento, al aplicarle la fregona con agua y una pátina de aceite, el agua quedará bajo de aceite ya que este es más ligero que el agua y flota. Así pues, el agua encharcará el suelo y el aceite se irá posando homogéneamente sobre el suelo conforme el agua vaya absorbiéndose.

            Sin embargo, lo verdaderamente curioso es que el aceite probablemente no se introduzca dentro del cemento, sino que quede superficialmente como una pátina superficial, como si fuese una película grasa que contrastará visualmente el suelo. Con el tiempo, cuando dicho  suelo de cemento se seque, este aceite tenderá desintegrarse y a desaparecer por completo sobre todo con las pisadas sobre el mismo.

 

 

A modo de Conclusión

 

El Biólogo Fernando Jiménez - www.pedroamoros.com -           Podríamos decir concluyendo un poco, que por parte de los investigadores y estudiosos de lo paranormal, no conocemos el cómo pueden formarse estas caprichosas y misteriosas imágenes, aunque intuyo que no tardará mucho tiempo en averiguarse algún dato esclarecedor al respecto. Incluso en cierto momento, en la SEIP estuvimos indagando acerca de que las caras podrían perfectamente estar formadas por cadenas de hongos. El biólogo de la SEIP Fernando Jiménez, en conjunto con otro de los compañeros de la SEIP Sebastián Fuentes ( Ingeniero Técnico Industrial ), realizaron un experimento basado en la creación de cadenas de hongos ( hifas ) y su posterior sembrado in-situ en un suelo experimental de la casa sometida a investigación. Los resultados fueron infructuosos y la hipótesis fue descartada.

           Siguiendo con nuestros planteamientos, estamos en  disposición de afirmar que todavía no ha habido ningún análisis científico que demuestre que estas caras puedan haber estado pintadas por la mano del hombre, es decir, falsificadas, y desde luego tampoco se puede probar que tienen un caracter trascendental, cosa que sin embargo y en cierto modo intuímos.

           De lo que no hay duda alguna, es que para la plasmación de las imágenes existen una serie de factores fundamentales al respecto:

 

  • Un suelo de cemento contrastado con diversidad de tonos.
  • Una humedad relativa en el subsuelo y en el entorno de las figuras, de elevadas proporciones.
  • Un Canal Psíquico.  Antes lo era María y posteriormente en otros artículos veremos quién es ahora.
  • Un Estado Alterado de Conciencia, capaz de detonar y activar al Canal Psíquico.

 

           Quizá va llegando el momento de concretar todos los puntos y comenzar a establecer hipótesis y plantear algunas teorías, que con respecto al tema de las Caras de Bélmez de la Moraleda, ya pueden establecerse.