El que no reconoce a su Maestro, no es digno de su sabiduría. - Pedro Amorós-
Home Psicoimagen Mi Hipótesis sobre la Vibración Violeta
Mi Hipótesis sobre la Vibración Violeta

psicoimagen de Schreiber - www.pedroamoros.com-              A lo largo del tiempo, multitud de experimentadores dentro del campo de la Transcomunicación Instrumental, se preguntan el por qué para la obtención de psicoimágenes es necesario tener una luz negra encendida. A menudo, muchos interpreta esto como si de algún modo la propia luz, atrayese especialmente a este tipo de entidades productoras de las psicoimágenes. Incluso yo mismo en mis principios no sabía muy bien comprenderlo, sin embargo todo parece tener una explicación lógica desde el punto de vista científico.

               Los pioneros como Klaus Schreiber ya la utilizaban y quizá de un modo meramente casual. Sin embargo, la mágica y prodigiosa luz que envuelve esa longitud de onda que es la Violeta - UltraVioleta, encierra un verdadero enigma por el que podemos acercarnos a elaborar una hipótesis de lo que puede llegar a interferir a una de las energías productoras de la psicoimagen.

 

Planteamiento Hipotético Experimental de Pedro Amorós sobre  la Vibración Violeta para la formación de Psicoimágenes

 

 

Por: Pedro Amorós

 


Introducción

 

Prisma descomponiendo la luz - www.pedroamoros.com-                 La iluminación del ambiente a la hora de realizar las experimentaciones en el campo de la psicoimagen es muy importante. No basta sólo con tener una pequeña luz encendida que nos ilumine o bien que ilumine la sala de trabajo. Y tiene su explicación física y además lógica, sobre todo  cuando antes hablábamos de las energías y las longitudes de onda, tanto hertzianas como luminosas.

                Quizá intentar explicar el por qué de las psicoimágenes tenga mucho que ver con la luz incidente o como yo le denomino [ Pedro Amorós ] , “luz detonadora de la psicoimagen”. Veamos cómo y el por qué de este planteamiento.

                Para comenzar debemos entender que la luz al igual que el sonido viaja en forma de ondas, aunque precisamente y en determinados medios la luz se comporta como corpúsculos y en lugar de ondas electromagnéticas, adquiere masa y avanza en modo de fotones.

                Cada espectro luminoso tiene lo que se denomina una longitud de onda, que es la distancia entre cada cresta de la propia onda electromagnética. El ser humano tiene unos límites de percepción tanto de la gama de colores como de la gama de sonidos; en colores sólo podemos ver desde el Violeta hasta el Rojo y en la gama de sonidos desde unos 20 Hertzios hasta unos 20.000 Hertzios. 

                 Pero el hecho de que el ser humano no pueda verlos, no significa que no existan. Hay ciertos animales que pueden ver longitudes de onda que nosotros no alcanzamos y de igual modo ocurre en el sonido. En cuanto a la luz, por encima  del violeta está el ultravioleta, por debajo del rojo está el infrarrojo. Con respecto al sonido por debajo de los 20Hz estarían los infrasonidos y por encima de los 20.000Hz estarían los ultrasonidos.

                En el año 1905 el famoso científico pensador  y además maestro de maestros Albert Einstein, planteó un experimento muy curioso que le condujo a la explicación del comportamiento de la luz en el fenómeno fotoeléctrico. En pocas palabras, con el comportamiento de la luz en forma de onda, era literalmente imposible admitir dicho fenómeno –fotoeléctrico- y por ello comenzó a elaborar la teoría del comportamiento de la luz en modo de quantos de energía, es decir partículas con masa.

 

Las diferentes frecuencias de luz - www.pedroamoros.com-                 Dicho efecto fotoeléctrico postulaba que si un haz de luz incidía en una placa de metal, ésta de manera natural producía cierta carga eléctrica, de forma que cuando la luz incidía en esta placa, la propia luz liberaba los electrones de las últimas capas orbitales del metal de la plaquita produciendo así una corriente eléctrica.
Como fenómeno curioso y para nosotros importante pues es la base de nuestra experimentación, mientras que dicho experimento se realizaba con luz azul o violeta ( 400 nanómetros ), bastaba con una pequeña cantidad de luz para excitar la placa de hierro y producir corriente, mientras que con luz roja, ( 680 nanómetros) aunque fuera muy intensa y de muchos watios, no producía corriente eléctrica alguna.

                 Esta paradoja de comportamiento natural, fue interpretada por Einstein como la diferencia de comportamientos de longitudes de onda diferentes, llegando a la conclusión de que los electrones eran expelidos fuera del metal por la incidencia de los fotones y cada fotón en concreto llevaba consigo una cantidad de energía que se encontraba relacionada con la frecuencia de la luz.

 


                 Así pues sólo los fotones con una frecuencia muy alta ( por encima del umbral visible específico ) podrían producir la emisión de corriente al incidir en la plaquita de metal. Por ello una luz que supere en longitud de onda el umbral mínimo ( rojo ), podía arrancar electrones al metal y así producir electricidad, mientas que ninguna cantidad de luz –por fuerte que fuese- que se encontrase por debajo del umbral mínimo (rojo), arrancaba electrón alguno y por tanto no producía nada más que calor sin corriente eléctrica.


                Por esta simple y a la vez compleja teoría del efecto fotoeléctrico, Einstein fue galardonado en 1921 con el premio Nóbel de Física.

 

 


Hipótesis de la Transformación Fotoeléctrica de Pedro Amorós para la formación de Psicoimágenes

 

                   Desde el punto de vista y el concepto del principio o Ley de la Termodinámica o de la conservación de la Energía, que dice: “La Energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”. De igual forma existe el principio ontológico de la existencia del “ser” con respecto al comportamiento de los fenómenos observados en Transcomunicación Instrumental, aplicado de la siguiente manera:

                          - Un experimentador, recoge una psicofonía y ha mantenido los controles estrictos para que ésta sea aceptada como positiva y auténtica.
                          - Si desechamos cualquier tipo de producción psicofónica como resultado del planteamiento de las diferentes hipótesis de formación del fenómeno como tal [ Pedro Amorós – Psicofonías, Voces del Más Allá – Edit. M&G Difusión 2001 ] y establecemos que dicha formación psicofónica no obedece a nada conocido por el momento…

 

efecto fotoeléctrico - www.pedroamoros.com-                    Tenemos un efecto y una energía resultante, que es la psicofonía en sí, sin embargo no tenemos una causa aparente o visible, que es el motor inductor de la energía de formación psicofónica, por lo que aplicando el código ontológico, deducimos que un efecto debe tener una causa, y si la causa no la encontramos en nuestro universo dimensional, necesariamente debe residir en una dimensión diferente o desconocida para nosotros.

                    Aplicando el principio fundamental de la termodinámica, necesariamente debe existir una energía modulable para que el “ente” productor de la psicofonía genere una energía final modulada que sería la psicofonía en sí.

                    Éste, en esencia es el resumen de la hipótesis de la Transformación Energético Sonora [ Pedro Amorós – Psicofonías, Voces del Más Allá – Edit. M&G Difusión 2001 – Variación Ampliada Dimensional – Pedro Amorós – Psicofonías Voces de Otra Dimensión – http://www.pedroamoros.com - 2009 ]

                    De este modo, al igual que ocurría con el fenómeno psicofónico y tomando como base la producción de energía para la generación de la psicoimagen, debemos plantear el siguiente enunciado: “Los Entes productores de la psicoimagen, parecen poseer las mismas condiciones originarias y energéticas que los llamados cúmulos fantasmales y son susceptibles a las alteraciones en los campos electromagnéticos [La luz de los fantasmas y su entorno desde una posición científica – Pedro Amorós – Magik Barcelona 2007].”

                    Partiendo desde este principio y sabiendo que las psicoimágenes se recogen en los monitores de televisión y que además dichas formaciones tienen como punto origen la zona más iluminada de la pantalla, utilizando para su integración total varios fotogramas consecutivos, emergentes y además progresivos. Esto nos da pie a plantear que dichas entidades, utilizan la radiación electromagnética producida por los electrones que bombardean la zona de la pantalla más iluminada, para generar las propias psicoimágenes.

 

La Máscara de Sombra de una televisión antigua - www.pedroamoros.com                      De igual forma sabemos que hemos podido obtener psicoimágenes en televisores antiguos, nuevos y monitores de plasma, así como de ordenadores. Sin embargo las psicoimágenes más espectaculares y más perfeccionadas han sido obtenidas por medio de televisores antiguos. Sabemos que hay dos  sistemas que componen una televisión o monitor, para poder llegar a descomponer la imagen visual que todos vemos: Por Máscara de Sombra o por Rejilla de Apertura.

                     La máscara de sombra estaba presente en los televisores antiguos y de igual modo en algunos monitores, y se trata de una rejilla metálica que presentaba miles de orificios que hacían que los electrones excitasen el fósforo contenido en la pantalla de manera ordenada.

                     La rejilla de apertura o también conocido como el sistema Trinitron, sustituye la máscara de sombra por una serie de láminas dieléctricas que crean una imagen más estable, ordenada y más radiante.

                    Pues bien, la hipótesis de Transformación Fotoeléctrica que propongo es que: ”Las entidades productoras de las psicoimágenes, aprovechan las alteraciones fotoeléctricas de la luz inducida desde el exterior, para conformar las imágenes, de forma que una alteración ordenada de esta energía fotoeléctrica, puede llegar a generar una mayor cantidad de imágenes ya  a la vez de mayor calidad. “

 


Luz detonadora de la Psicoimagen [Hipótesis Pedro Amorós]

 

                    En cierto modo entenderíamos que: “Una portadora acústica resultante, es a la psicofonía, como una energía luminosa con una longitud de onda por encima del umbral mínimo y cercana al ultravioleta es a la Psicoimagen. “

                   Así pues si para la experimentación en el campo de la psicoimagen, utilizamos una radiante luz ultravioleta con espectro de luz visible e incidente en el monitor de televisión, conseguiremos un punto de eclosión de psicoimágenes mucho más activo que utilizando frecuencias que tienden a la longitud de onda el umbral mínimo, el rojo.

                   Y según mi planteamiento, este es el motivo porque el que los experimentadores obtenemos mayor cantidad de psicoimágenes cuando utilizamos iluminación como Luz Negra o Ultravioleta.