Hay momentos para transigir con todo en los que el SI siempre está presente, aunque también hay momentos en los que un NO bien dicho eleva la autoestima personal. - Pedro Amorós-
Home Reportajes Aventura Los Fantasmas del Castillo de Berry Pomeroy
Los Fantasmas del Castillo de Berry Pomeroy

Los Fantasmas del Castillo de Berry Pomeroy

           Las leyendas y los dichos populares, hablan de ciertas apariciones fantasmales a las tradicionalmente se les conoce como Dama Blanca o Dama de Blanco. En muchos países, no faltan los testigos que afirman haber visto a una misteriosa mujer vestida con ropas blancas y de aspecto fantasmal, que aparece misteriosamente en determinados lugares y como por arte de magia, se desvanece en el aire y se esfuma sin dejar rastro alguno.

           En la pequeña aldea de Berry Pomeroy, se ubica un precioso castillo que se ha conservado a lo largo del tiempo, conteniendo muchas leyendas e historias sobre apariciones fantasmales, concretamente, una dama blanca y otra misteriosa aparición de aspecto azul. En esta ocasión, Pedro Amorós nos acerca hasta este misterioso lugar, del que muchos testigos, a lo largo del tiempo, han observado cosas muy extrañas, lo suficiente como para que muchos consideren este lugar como uno de los más encantados del mundo.

 

 

 

Los Fantasmas del Castillo Berry Pomeroy

 

         Las leyendas y los dichos populares, hablan de ciertas apariciones fantasmales a las tradicionalmente se les conoce como Dama Blanca o Dama de Blanco. En muchos países, no faltan los testigos que afirman haber visto a una misteriosa mujer vestida con ropas blancas y de aspecto fantasmal, que aparece misteriosamente en determinados lugares y como por arte de magia, se desvanece en el aire y se esfuma sin dejar rastro alguno.

           La leyenda de la Dama Blanca, se asocia habitualmente a determinadas apariciones espectrales que tienen lugar en las carreteras en las que misteriosamente una mujer joven y vestida de blanco, detiene a un vehículo haciendo autostop y tras subirse en él, advierte al conductor de una curva peligrosa haciendo incluso que éste detenga su marcha, para luego desaparecer tras manifestar que en ese punto, ella falleció en un accidente de tráfico.

           Sin embargo y tras investigar muchos de ellos, hemos podido comprobar que, ni hay tantas Damas Blancas como se dice, ni tampoco tantos casos corroborados que puedan concluir, sin lugar a dudas, este tipo de apariciones espectrales. Es por ello, por lo que la mayor parte de estos casos, suelen estar relacionados con una leyenda popular, creando incluso un mito.
Pero pese a esto, hemos de reconocer que algunos casos quedan sin una explicación lógica aparente, dejando a un lado esta leyenda y formando parte de lo que conocemos como auténticos casos de apariciones fantasmales.

            Alejándonos de las carreteras, algunos lugares también recogen este tipo de apariciones extraordinarias en los que sus testigos, aseguran haber podido ver al espectro de una mujer que a veces viste de blanco, otras de gris, otras de negro e incluso de azul.

             El Castillo de Berry Pomeroy, es uno de estos lugares en los que tradicionalmente se conoce la leyenda de la aparición de una mujer de Blanco y otra de Azul.

             Está ubicado en la parte sur del Reino Unido, en el condado de Devon, y más concretamente en la pequeña aldea  de Berry Pomeroy, muy cerca de  Totnes.

            El castillo fue construido por Henry de Pomeroy hacia el año 1305, sobre las tierras que el Rey de Inglaterra, Guillermo el Conquistador, otorgó a Ralph de Pomeroy en recompensa por su apoyo a la resistencia durante la invasión Normanda de Inglaterra en la batalla de Hastings.
 
            Así pues, permaneció en manos de los Pomeroy hasta el año 1540 en el que fue confiscado a Thomas de Pomeroy  por Sir Edward Seymour, quien era el protector de su hermana Jane Seymour, la tercera esposa del rey Enrique Octavo.
 De este modo, cuando cayó en manos de Sir Edward, éste mandó construir una enorme mansión en su interior, modificando así el aspecto que presentaba la antigua fortaleza.
            Con los cambios políticos de la época, Sir Edward por su condición de protector de la esposa del rey, se ganó numerosos enemigos, cosa que le llevó a ser detenido por el Conde de Warwick en octubre de 1549 y encarcelado posteriormente en la Torre de Londres, y tras  ser acusado de 29 cargos, fue ejecutado el 22 de enero de 1552.

            Como quiera que fuese el destino, los Seymour fueron propietarios y habitantes  del castillo hasta el año 1688 en el que fue abandonado, para años después ser devastado durante la guerra civil de Roundheads, Oliver Cromwell contra  los Cavaliers, que terminó con el incendio del mismo.

            Desde entonces, una lúgubre y oscura leyenda se cierne sobre sus muros, motivo por el cual nadie quiso volver a vivir en él.

            Cuenta la leyenda que cuando Lord Pomeroy partió hacia unas cruzadas, Lady Margaret Pomeroy, una joven bellísima de la que éste estaba enamorado, fue encarcelada aprovechando la ausencia del caballero, por su hermana mayor Eleanor, la cual estaba tremendamente celosa por su belleza y juventud.
 Se dice que Eleanor la mantuvo presa en las mazmorras de la torre, durante casi dos décadas para luego dejarla morir lentamente de hambre.
 Y desde entonces se cuenta como su fantasma deambula por entre dichas mazmorras y la Torre de Saint Margaret, situada en las murallas del castillo, donde según los testigos, dicen que suele hacer señas para advertir su presencia.

           Otro de los fantasmas populares que dicen que se han visto en este lugar, es precisamente el de la Dama de Azul, una misteriosa aparición que no sólo se limita a la fortaleza, sino que también se dice que aparece por los alrededores.
 Se cree que se trata del espectro de la hija de un Lord Normando, que fue violada por su padre quien estranguló a su bebé, producto de su incesto,  en una de las habitaciones superiores del castillo.  También hay quien dice que fue ella quien estranguló al niño, y apenada por su crueldad, se tiró por las ladera del castillo, quedando así su espíritu aferrado al lugar.

            La visión de este espectro, dicen que va asociada con un presagio de mal augurio, sobre todo para la familia Seymour.  Se cuenta que en el siglo 19 el Doctor Walter Farquar, pudo ver a la Dama de Azul mientras asistía a la esposa del comisario, y pese a que era una mínima dolencia, ésta falleció al poco tiempo de haber sido visto el fantasma.

           Otra de las tradiciones populares, cuenta como en cierto momento, dos de los hermanos Pomeroy, fueron sitiados en el castillo, y estos, en lugar de confinarse en él, subieron con sus caballos y armaduras hasta el corredor de la torre y galoparon saltando al vacio y despeñándose. El lugar, hoy se conoce como El Salto Pomeroy y se dice que en él, en determinados momentos se escuchan gritos y galopes de caballos, así como extraños golpes y misteriosos ruidos.

           De igual modo, hay muchos testigos que dicen haber visto extrañas luces azules en el castillo, sobre todo en la torre de St. Margaret, así como también una misteriosa Dama de Gris que deambula por entre las estancias.

           Como quiera que fuere, el lugar parece estar rodeado de curiosas y misteriosas historias de las que también nosotros fuimos testigos. Mientras estábamos realizando unas grabaciones psicofónicas en el interior de las mazmorras, donde se dice que se ve a esa misteriosa Dama de Blanco, recogimos una interesante psicofonía en la que parece escucharse una voz que dice: LUPE, y otra, algo más fuerte y clara, que parece decir QUÍTAMELO .

           Tras ello y en un momento en el que estábamos solos en el castillo, cuando salimos de la torre donde estaban las mazmorras, y después de que Elvira pronunciase el nombre de Eleonor, todos pudimos escuchar, en varias ocasiones consecutivas, un tremendo y espeluznante grito de mujer que parecía proceder del bosque circundante y que sin duda no nos dejó indiferentes.


            Leyenda, mito o realidad, el Castillo de Berry Pomeroy es considerado como uno de los diez lugares más encantados del mundo, quizás sea para atraer el turismo a la zona, o quizás, lo que se cuenta, es tan real que muchos prefieren no acercarse por su aparece la misteriosa Dama de Azul.

             Pero como a mí, me gusta decirles, Piensen, Elucubren y saquen ustedes, sus propias conclusiones.

 

Texto y Guión: Pedro Amorós.