Si dices lo que sabes, y sabes lo que dices, es el momento de aprender a escuchar lo que otros dicen. -Pedro Amorós-
Home Reportajes Aventura El ritual de la Noche de San Juan
El ritual de la Noche de San Juan

El Ritual Mágico de la Noche de San Juan

La aventura del misterio - Pedro Amoros           Desde el principio de los tiempos, el ser humano ha intentado ponerse en contacto con las fuerzas de la naturaleza. El objetivo siempre ha sido controlar la furia de los grandes elementos para, de alguna manera, intentar sobrevivir con ellos. Las antiguas creencias siempre giraban en torno al mundo de los rituales, por ello, nuestros ancestros realizaban lo que se conoce como el inicio de la magia con la que los prehistóricos convocaban la ira de la madre Tierra para apaciguarla.

            El ritual de la noche de San Juan, es uno de los más extendidos ante nuestra sociedad moderna, ya en nuestros tiempos. Por ello, a través de este documental, vamos a introducirnos dentro de este curioso y bonito ritual, que año tras año, miles de personas celebran de una manera muy especial, en diversos lugares del mundo.

 

 

El Ritual Mágico de la Noche de San Juan

 

         Uno de los acontecimientos ritualísticos y mágicos más relevantes del año, es sin duda la celebración de la noche de San Juan.

Desde tiempos ancestrales, los hombres siempre hemos intentado comunicarnos con las fuerzas de la naturaleza. El viento, la lluvia, el rayo, las tempestades y otras muchas fuerzas naturales,  actuaban violentamente y en cierto modo expresaban su poder sobre los hombres y por ello, nuestros antepasados comenzaron a celebrar determinados rituales con el fin de apaciguar esa ira natural incontrolada.

Sin embargo, a pesar de que la naturaleza ofrecía un amplio abanico de poder sobre nosotros, el hombre comprendió que había varias cosas importantes que aglutinaban tanto los beneficios, como los perjuicios que sufríamos y estos se centraban en lo que hoy conocemos como los grandes elementos: El fuego, la tierra, el viento y el agua.

De este modo, comenzaron a celebrarse determinados rituales que tenían su base en dichos elementos y a mezclarlos con lo que hoy se conoce como magia simpática, con la que los antiguos pobladores de las cavernas, intentaban representar en sus pinturas rupestres sus propias imágenes cazando, recolectando y sembrando, creando así un vínculo que supuestamente pretendía beneficiar la caza, la siembra y el cultivo, apaciguando estas fuerzas naturales que tan destructivas podían ser.

A través de estos rituales, los más sabios y avanzados de sus comunidades, intentaban controlar los elementos proporcionando así alimento y bienestar al resto. Por todo ello, desde antaño los druidas, chamanes y hechiceros han sido respetados por todos como hombres de poder, hombres sabios que podían incluso controlar aquello que tan poderoso y perjudicial podría ser en un momento dado y ponerlo de parte de los hombres.

En nuestra sociedad de hoy en día, son muchos los que respetando estas antiguas tradiciones en una fusión de lo que podríamos considerar New Age, magia y en ocasiones placer por ser diferentes, se reúnen en determinadas fechas marcadas como importantes en el mundo ritualísitico, para realizar celebraciones cuyos orígenes son arcaicos, como por ejemplo la celebración de la famosa Noche de San Juan.

Pero… a pesar de que lo celebramos e incluso nos sometemos a antiguas creencias, ¿Qué consideramos exactamente como ritual?

A pesar de que no lo sepamos, vivimos rodeados de elementos ritualísticos que son comunes en nuestras vidas, incluso el propio saludo con otros congéneres podría considerarse como ritual, pero centrándonos en lo mágico y lo espiritual, ¿qué tipos de rituales hay?

Son muchos los que piensan que los rituales celebrados en la conocida Noche de San Juan son los más especiales del año. Según muchas tradiciones, algunas de las oraciones mágicas más poderosas, sólo pueden transmitirse durante el tránsito de esta singular noche. En algunos lugares más recónditos, los brujos y las brujas se dedican esta fecha a la recolección de plantas mágicas para elaborar pócimas y ungüentos.

Pese a que hemos visto como la gente en las playas y orillas de los ríos, realizan hogueras y luego las saltan, tras entrevistarnos con muchos de ellos, la mayoría no conoce ni tan siquiera qué están haciendo ni para qué sirve.

Agua, tierra, mar y fuego, los cuatro elementos en combinación con una noche cargada de magia ritual y simbolismo pagano para celebrar un importante evento astronómico como es el solsticio de verano.

Del mismo modo, existe la creencia de que el fuego purificador, puede separar de nosotros todo aquello que haya sido negativo durante el año. Para ello, se escribe en un papel o pergamino todo aquello que deseemos alejar o destruir y se arroja al fuego mágico, para que las llamas lo destruyan y lo purifiquen.

Sin duda, la noche de San Juan es un momento ritualístico de gran intensidad que ha sido realizado desde tiempos remotos. Oraciones, ritos y deseos, en combinación con los cuatro elementos, hacen que año tras año, siga viva la llama de la hoguera, un fuego purificador que en cierto modo nos bautiza cada año con la madre tierra.

Y como a mi me gusta decirles, observen, piensen y extraigan siempre sus propias conclusiones.

 

Texto y Guión: Pedro Amorós