Con la búsqueda del Misterio, se abren las puertas de la Imaginación, pero para poder entrar y salir de ellas, Nunca debemos perder la razón. - Pedro Amorós -

Home Reportajes TV El Misterio del Preventorio
El Misterio del Preventorio

El Misterio del Preventorio

 

        Todavía hoy, cuando se recorren los alrededores de la  majestuosa construcción que antaño fue el Preventorio Nacional Antituberculoso de Aigües en Alicante, se puede respirar un ambiente extraño, misterioso y lleno de recuerdos que forman parte de las muchas leyendas que se cuentan del lugar.

        Algunos piensan que ese lugar está encantado, otros narran extraordinarias historias acerca de sucesos de difícil explicación, otros dicen que se han encontrado cara a cara con una extraña presencia que deambula por entre sus interminables pasillos y otros, mientras admiran su descomunal tamaño, se encogen de hombros diciendo: ¡ Quién sabe !

       Lo cierto es que a día de hoy, este lugar sigue siendo un enigma y un punto de encuentro de innumerables investigadores de lo paranormal que suman sus fuerzas con el fin de descubrir el secreto que ocultan sus muros.

 

Guión de Rodaje

      Lúgubre y aterrador. Así es este misterioso lugar, situado a veinte kilómetros de Alicante. Son las ruinas del antiguo Preventorio Nacional Antituberculoso de Aguas de Bussot. Un lugar encantado, embrujado, un lugar que no se olvida... Siglo XIX; año 1816; la Condesa de Torrellano adquiere el terreno y manda construir, sobre los restos de unas termas romanas, un majestuoso balneario: el Hotel Miramar. Ciento veinte años más tarde, en plena Guerra Civil, Franco lo convierte en un hospital infantil para la prevención de la tuberculosis. Trescientos niños pasaron allí gran parte de su infancia. A finales de los años 60, se clausura. Entonces, empieza la leyenda del Preventorio. Pedro Amorós, investigador de fenómenos paranormales afirma que "posiblemente, este lugar, desde el punto de vista de la parapsicología y de los fenómenos paranormales, se podría decir que está infestado. Infestado seriamente".

      Viejas historias nos cuentan que aquí murieron muchos niños por culpa de su frágil salud. Leyendas que aseguran que sus almas nunca abandonaron este lugar. Desde que se cerrara hace casi ya cuarenta años, no han faltado testimonios que asocian estas viejas ruinas con algo tenebroso y aterrador. Pedro Amorós lleva más de veinte años investigando estos fenómenos. Con la luz del día, nos acompaña por el viejo balneario. Recorremos sus rincones en busca de algo que llame la atención. "Es uno de los pocos sitios -dice- donde yo, no voy a decir que tenga miedo, pero sí que no me siento del todo seguro. Yo, aquí, he visto a investigadores templados sobrecogerse de miedo".

       Con la noche, falta la luz; el lugar se vuelve más tenebroso que nunca. Virginia Blanes se une a nuestra visita. Asegura que es capaz de ver, sentir y oír lo que la mayoría no puede. Su primera percepción es aterradora. Virginia asegura que "en el edificio en el que estamos, nada más llegar, nada más verlo, siento que está cargado de malas vibraciones. En la segunda planta por ejemplo, he visto varios niños y hay mucha energía de muchos niños atrapados, como buscando ayuda, tristes, con una energía muy triste".

        Las percepciones de Virginia oscurecen todavía más la noche. Anteriores visitas de Pedro Amorós al Preventorio ya le habían advertido de lo enigmático de este lugar. "Aquí he obtenido algunos registros verdaderamente curiosos, registros psicofónicos. Recuerdo uno de ellos que cuando preguntábamos acerca de dónde estaban, me decían "ABAJO". "En otra ocasión, recuerdo que grabé una voz, más que una voz, un grupo de voces muy curiosas. En el más absoluto de los silencios, se grabaron unas voces de niños que a mí, personalmente, me sobrecogieron".

 

        En una larga noche de trabajo, Pedro consigue captar con su cámara digital la silueta de una persona con algo en brazos; parece un monje con un niño pequeño. En el mismo lugar de la aparición, Virginia nos estremece de nuevo; los espíritus están al acecho. Nos asegura que no estamos solos. "En la zona de ahí que da a un pasillo, hay una presencia.... Y en el pasillo opuesto hay más.... Pero no están tan cerca, no se asoman, no llegan a asomarse. Y en las plantas superior e inferior hay muchos. Parece que se van acercando, que van arrimándose a observar qué hacemos".

       Un lugar realmente inquietante; en el umbral entre lo real y lo imaginario; el antiguo Preventorio es testigo y protagonista de una leyenda tan vieja como arraigada. Un misterio prendido en el recuerdo de los que han vivido aquí. Bautista y Angelines Benito vuelven a visitar después de mucho tiempo, la que fue su casa. Bautista fue cocinero y jardinero durante quince años. Angelines, hoy su esposa, también trabajó aquí. "Había que tener mano dura, mucho respeto -dice Angelines-. En cuanto entraba la monja allí no se oía nada, se quedaban todos mudos.... Castigos a los niños, sí había castigos, pues lo veíamos, pero teníamos que callar".

       Ahora, ese silencio se ha roto. Las almas de los que no pudieron vivir en paz se manifiestan; quieren desprenderse de su sufrimiento. El viento y la soledad habitan un lugar antaño lleno de vida. La leyenda de los niños del Preventorio seguirá siendo fuente de misterio y encanto.

 

Guión: Alfonso Olaso / Realización: Teo Plaza

 

El Misterio del Preventorio - www.pedroamoros.com -